“Confiemos en nuestro sistema de Salud” Ulvio Martín Ayala

Cuando inició la cuarentena por Covid-19 en Colombia, el presidente Iván Duque manifestó en uno de sus mensajes televisivos “confiemos en nuestro sistema de salud”. Inmediatamente las reacciones por redes sociales no se hicieron esperar. Entre memes y otros mensajes una exclamación circuló “confiar en nuestro sistema de salud” ¡nos vamos a morir!

Para que un sistema de salud funcione y se pueda confiar debe tener dotación necesaria, equipó medico suficiente, planes de prevención, control, seguimiento, investigación clínica, farmacéutica, tecnológica, y recursos financieros disponibles para su realización antes y durante eventualidades.

Antes de decretar la emergencia económica social y ecológica mediante decreto 417 del 17 de marzo del presente año, el mismo presidente Duque manifestó estar consultando permanentemente a la comunidad médica sobre el futuro de la pandemia. Un sistema preventivo en salud debería haber previsto desde el estallido de la crisis en Wujan China, que se requeriría para responder ante una eventualidad similar. Estando claro el panorama a principios de febrero que la pandemia se extendía al resto del mundo, el gobierno y su sistema de salud debieron impulsar un plan de equipar con USIS, medicamentos, equipos de aire, tabocas, y otras medidas necesarias para prevenir el virus antes que a éstos elementos se dispararan sus precios, en ese caso el sistema de salud falló al no brindar una directriz clara de alistamiento preventivo.

La cuarentena decretada para ser efectiva requiere de medidas sociales reales para bajar la necesidad de salir a la calle al rebusque. Sin embargo, la realidad es otra. Millones de familias viven y trabajan informalmente o por cuenta propia. Sin un ingreso seguro, se obligan a romper la cuarentena en busca alimentos, recursos para el pago de arriendo y servicios públicos, se someten a luchar contra su propia realidad, o salir a las calles en busca de resolver su situación asumiendo el riesgo de contagio o quedarse encasa si es que el arrendador no los echa y asumir el riesgo de morir de hambre confinados

La Cámara Colombiana de la Construcción CAMACOL, hace maromas para que haya vía libre al reinicio de estas actividades, los obreros en un agridulce celebran por que llevan días confinados, pero sin ingresos. Los gremios por su parte necesitan levantar sectorialmente la medida debido que si la mano de obra no va al lugar de trabajo sus ganancias bajan sustancialmente, aunque es de recordar que la pandemia ha beneficiado a gran parte de esos mismos gremios con las medidas realizadas por el gobierno exponiendo aún más a la clase trabajadora al contagio.

Otra falla del sistema en el sistema de salud es el viacrucis que padece la misión médica. A mayo 6, más de quinientos (500) trabajadores de este gremio contrajeron el contagio del Covid-19 principalmente profesionales de enfermería. Esté número de contagio es muy alto y sin mencionar que varios de ellos han fallecido producto del desenlace del virus. En teoría no debería haber tantos contagios del sector salud, sin embargo, renuncias masivas en Cartagena Bolívar (en un día renunciaron veintiuno (21), toda la planta médica) (RED+, 2020), en Aguazul Casanare el pasado seis de mayo renunciaron ocho (8) de los diez (10) médicos del Hospital Juan Hernando Urrego (Ardila, 2020), Denuncian carencia de equipo de protección para afrontar la covid-19 y falta de garantías laborales  (Ardila, 2020). Los trabajadores de la salud no cuentan con garantías laborales y ello empeora la crisis (Ardila, 2020). En amazonas el personal sanitario también renunció, denuncia que no cuenta con protección ni garantías laborales para prestar este servicio (El Tiempo.com, 2020) 

Una de las razones por las cuales el sistema de salud falla se debe a que los dineros girados por el gobierno para paliar la crisis pandémica llegan principalmente a las EPS y poco a los hospitales (Revista Dinero, 2020). Las EPS junto la privatización de la salud son fruto de la ley 100, hija de la Constitución Política de 1991, el “Gran Pacto” para que los servicios públicos ofrecidos por el Estado pasaran a manos privadas bajo el sofisma que lo privado era mejor. Diariamente al sistema judicial llegan innumerables quejas, tutelas, acciones de cumplimiento por la deficiencia en la prestación del servicio en Salud. Denuncias por muertes de personas en la entrada de las EPS sin recibir tratamiento médico o mueren por falta de ingreso y aun así el presidente dice que “confiemos en el sistema de salud” que no cuenta con el equipamiento necesario de USIS, personal, equipos tecnológicos para enfrentar la crisis sin los suficientes recursos económicos para operar.

El sistema de salud ni antes ni después de la ley 100 de 1994 ha funcionado, como es de esperarse de un sistema que no le interese la salud de su gente. Es por eso, que después de la privatización de la salud, varios hospitales públicos han tenido que cerrar, uno de ellos el hospital San Juan de Dios en Bogotá. las EPS tratan a la gente como clientes que les generan rentabilidad, no tratan a las personas como seres humanos a los que hay que curar y cuidar, su fin lucrativo otra razón por la que el sistema falla. 

¿el sistema falla? Sí, cuando se juzga a partir de los resultados epidemiológicos de la población en cobertura, puesto que existe un acumulado de prestaciones por cubrir, de modo que retardar o imposibilitar la asistencia es el método por el cual se reduce la cobertura real de episodios de atención respecto de las incidencias, consiguiendo de esa manera reducir costos per cápita e incrementos de beneficios; No, cuando se juzga que la tasa de rentabilidad es una de las más altas entre los diversos sectores de la economía; Sí, cuando se toma en cuenta que a pesar de la alta rentabilidad que han obtenido las EPS, el Sistema en su conjunto enfrentaba un déficit cercano a los ocho billones de pesos.

Pero no es solo en la prestación del servicio que el sistema falla, también falla en la investigación, y la prevención. El atraso tecnológico del país en ésta materia está directamente ligado a la dependencia de la que no levantamos cabeza por más de un siglo. El pasado 30 de abril, el portal El Tiempo.com, publicó una nota manifestando que “la terapia que curó a un infectado de Covid- 19 se investiga en el país” y agrega, “el uso de plasma de personas que han superado el virus es una alternativa promisoria de tratamiento” (El Tiempo.com, 2020). Los tratamientos de plasma según el portal consisten en extraer sangre de un paciente que ya se haya curado del virus y se aplique a otro paciente que tenga el contagio.  Algunos expertos manifiestan que el plasma funciona pero que necesita de un sin número de análisis que masificarlo no es una posible solución.

Al respecto de la terapia del plasma, médico en medicina alternativa Jesús Rivera señala (RIVERA, 2020), “Con respecto al artículo, es lógico que este tratamiento funcione con los pacientes que tienen acceso a él, pues el tratamiento consiste en que los anticuerpos del paciente recuperado se encuentran en el plasma, significa que ya tienen la información biológica para enfrentar y superar el virus. Pero si tocara aplicarlo masivamente sería casi imposible por la complejidad del proceso, ya que debe haber comparabilidad en sangre, es una propuesta que ha funcionado en algunos casos, pero aún falta comprobación y más estudios. En Italia encontraron, después de hacer autopsias a más de 50 pacientes que la causa de muerte eran trombosis pulmonar y que los vasos sanguíneos se saturaban, esto se opone al diagnóstico inicial síndrome respiratorio agudo (SRA). Creo que aún no se ha identificado y tratado con eficacia el Covid19”. 

Las respuestas de Rivera son similares a la dada por otros profesionales de la salud, pero él agrega “El Dióxido de Cloro es eficaz porque es Oxidante, genera 5 átomos de O2 en sangre y esto elimina los capsides del virus que es el medio con lo que se fija en las células. Combustiona y elimina el virus, facilitando que esté se elimine del cuerpo. Hasta el momento es lo más eficaz y simple que he visto y comprobado, sin efectos secundarios” (RIVERA, 2020). 

Sin embargo, los procedimientos para aplicar algún medicamento tienen que estar autorizados por el INVIMA que responde muy bien a los intereses de las farmacéuticas y las farmacéuticas están a la espera de vender sus paquetes tecnológicos y el Dióxido de Cloro es una amenaza directa a sus intereses. Varios escándalos de éstos se han dado a conocer por noticieros de televisión “El dióxido de Cloro no está autorizado por el INVIMA (noticias caracol del 5 de mayo). El 7 de mayo el debate en los mismos medios se realizaba por la inoperancia y lentitud del INVIMA antes y durante la pandemia, que no es ágil para expedir licencia de tratamientos médicos y su capacidad instalada es deficiente unido al atraso tecnológico e investigativo nacional. 

Los intereses a los que se ciñe el INVIMA responden claramente a los mandatos de la OMS (organización Mundial de la Salud) y la OMC (organización Mundial del Comercio), estos organismos responden directamente a las leyes del mercado mundial. Detrás la paquidermia del INVIMA hay un juego de intereses que en mi opinión describe bien el medico Jesús “La razón por la que los estados del mundo y la industria farmacéutica no optan por sistemas alternativos se debe a que los intereses que rigen el mundo de los fármacos, es más importante la rentabilidad, que ofrecer remedios que curen y que sean efectivos para curar las enfermedades, es más rentable una vacuna, que tendría que aplicársela todo el mundo, qué un medicamento que se puede conseguir en cualquier farmacia que realice fórmulas magistrales. El mundo farmacéutico y médico saben que este remedio es eficaz, prefieren desacreditarlo, esa es la mentalidad de la industria farmacéutica” (RIVERA, 2020).

La razón de falla del sistema de salud se debe a que éste responde a intereses de mercado y no de cuidado real de salud, carece de equipamiento necesario no solo para enfrentar la emergencia del Covid-19, también para el control y prevención de otras enfermedades. Confiar en el sistema de saludo como lo anunció en presidente al inicio de la pandemia es algo que ni el mismo creería, la burguesía sabe bien que éste fallaría como ha fallado, más de 400 personas fallecidas desde que se detectó el primer caso el 6 de marzo al 7 de mayo son cifras escandalosas sin contar los más de nueve mil contagios (El Tiempo.com, 2020). Las promesas de las cinco mil (El Hospital, 2020) (5000) camas en CORFERIAS está en vilo, hasta el 20 de abril apenas llevaban doscientas (200) camas instaladas (LR La República, 2020). Las medidas de presión que hacen los gremios económicos son fatales para la clase trabajadora que debe salir a laborar bajo su responsabilidad, salir a trabajar sin las menores garantías.

La cuarentena como medida preventiva sirve siempre y cuando se realice con garantías, sin ella es un caos. Levantar la cuarentena también es posible siempre y cuando haya una contingencia real para responder a los nuevos brotes de contagio, adicional a ello se debe dar impulso al fortalecimiento nuestro sistema inmunológico. El sistema de salud colombiano es obsoleto, precario y no podemos confiar en él. 

Para el medico Jesús “Las medidas que se están tomando en Bogotá están bien indicadas, si la gente las cumple. La indisciplina de es un problema. Desarrollar estrategias para evitar confinamiento, seguir medidas de asepsia y asegurar al personal sanitario. La Cuarentena es viable con apoyos reales del Estado. Se deben generar estrategias colectivas para elevar defensas e investigar para crear colectivamente mecanismos que puedan superar, en este caso el virus” (RIVERA, 2020).

La emergencia económica social y ecológica le sirve al gobierno para continuar con su paquete de medidas en detrimento de los obreros con recortes a derechos ya ganados. En lugar de salvar a la salud, salva a los distintos grupos económicos, se aferra en que no hay recursos y por eso recurre a recortes salariales y otras medidas similares. Hasta el momento no hay recorte al gasto militar para fortalecer al sistema de salud. 

En síntesis, el sistema de salud no es confiable, es precario y obsoleto, está supeditado a las leyes del mercado y no las leyes de la vida, ha fallado antes y durante la pandemia. Las redes sociales tenían razón “no podemos confiar en el sistema de salud”, ni en el Presidente, vamos a morir y no sabemos cuántos y hasta cuando por Covid 19; con el agravante que vendrán otras pandemias, por tanto, debemos reaccionar. El Medico Jesús Rivera plantea un camino para enfrentar la pandemia, podemos explorar otros. Nuestros centros de acción deben estar en la construcción de soberanías, una de ellas, la soberanía en la salud, que defienda una verdadera universalidad, con una apuesta preventiva e integradora de saberes, en pro de la defensa de la vida (Congreso de Pueblos, 2020). No podemos quedarnos perplejos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Ardila, N. (07 de 05 de 2020). El Tiempo.com. Obtenido de Masiva renuncia de médicos en el hospital de Aguazul, Casanare: https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/coronavirus-hoy-masiva-renuncia-de-medicos-en-el-hospital-de-aguazul-casanare-492794
  2. Congreso de Pueblos. (04 de 2020). SÍNTESIS DE LOS APORTES A LAS TESIS. Tesis para el EDI 2020. Bogotá, Bogotá, Colombia: CdP.
  3. El Hospital. (20 de 03 de 2020). Corferias será recinto hospitalario para atender casos de coronavirus. (E. Hospital, Editor) Recuperado el 08 de 05 de 2020, de http://www.elhospital.com/temas/Corferias-sera-recinto-hospitalario-para-atender-casos-de-coronavirus+133770
  4. El Tiempo.com. (07 de 05 de 2020). El tiempo.com. Recuperado el 08 de 05 de 2020, de https://www.eltiempo.com/salud/colombia-coronavirus-cifras-resumen-de-contagios-y-muertos-hoy-7-de-mayo-492944
  5. El Tiempo.com. (30 de 04 de 2020). La terapia que curó a un infectado de covid-19 se investiga en el país. Obtenido de https://www.eltiempo.com/salud/terapia-de-plasma-de-convaleciente-para-tratar-el-coronavirus-se-estudia-en-colombia-489796
  6. El Tiempo.com. (20 de 04 de 2020). Renuncia masiva de médicos en el único hospital público de Amazonas. Obtenido de Profesionales de la salud en Leticia denuncian que no tienen elementos de protección.: https://www.eltiempo.com/salud/coronavirus-en-colombia-renuncia-masiva-de-medicos-en-hospital-de-amazonas-486518
  7. LR La República. (21 de 04 de 2020). Alcaldía anuncia que están listas las primeras 200 camas en Corferias. (L. l. Republica, Editor) Recuperado el 08 de 05 de 2020, de https://www.larepublica.co/economia/alcaldia-anuncia-que-estan-listas-las-primeras-200-camas-en-corferias-2995106
  8. RED+. (08 de 04 de 2020). Estas son las razones por las cuales renunciaron 21 médicos en Cartagena. Obtenido de http://www.redmas.com.co/salud/estas-las-razones-las-cuales-renunciaron-21-medicos-cartagena/
  9. Revista Dinero. (04 de 05 de 2020). Gobierno ya giró $2,7 billones para el sector salud. Obtenido de https://www.dinero.com/pais/articulo/cuanto-ha-pagado-el-gobierno-al-sector-salud-por-el-covid19/283889
  10. RIVERA, J. (02 de 05 de 2020). Médico en medicina alternativa. (U. M. Ayala, Entrevistador) WhatsApp. Bogotá D.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *