En Lengupá se continúa recuperando la memoria

Equipo de comunicaciones Casanare – Boyacá

27 de abril 2019

“Los hechos victimizantes, lejos de quedarse en eventos pasados, tienen una temporalidad que se extienden hasta el presente mirafloreños en el que aún quedan muchos acontecimientos por esclarecer”. (Caso Tipo No 14)

Foto tomada por: Equipo de comunicaciones Boyacá – Casanare

Lengupá una provincia de Boyacá golpeada por la violencia, durante varias décadas parecía haber olvidado a sus muertos y desaparecidos. Pero hoy sus pobladores quienes vivieron las violencias de una forma descarnada se dan a la tarea de hacer memoria, lo cual ha permitido liberar las cargas emocionales, sanar heridas, recuperar la confianza, reconstruir el tejido social, generar autonomía y visibilizar el territorio y esto lo han hecho a través de contar sus historias en el Caso Tipo No 14, Hilando voces, tejiendo memorias. Tras las huellas de las violencias de Lengupá, Boyacá.

Para que la memoria se ha colectiva las organizaciones sociales como el CINEP, COSPACC, Tiendo OSC, Las comunidades de víctimas de Berbeo, Campohermoso y San Eduardo, La Corporación Alianza Desaparición Forzada en Guaviare y Boyacá, la Corporación Colectivo Orlando Fals Borda y la Corporación Reintegración y Reconciliación Vida y Paz, se han dado a la tarea a presentar el Caso Tipo No 14, Hilando voces, tejiendo memorias en los municipios de esta provincia. El pasado 9 de abril se hizo la presentación en Miraflores en el salón parroquial. Y hoy sábado 27 se hace el lanzamiento en el municipio de Páez. Estos dos eventos contaron con la participación del padre Javier Giraldo, un arduo defensor de los Derechos Humanos y de las víctimas del conflicto armado. Y quien indico que continuara haciendo su trabajo hasta que se aclare los responsables y aparezca la última víctima desaparecida. Y que esta recopilación de la memoria se logró gracias al compromiso y entereza de las víctimas para contar su historia y apoyar en la investigación para mantener vivía la memoria.

Los delegados de la Corporación para la Asesoría y Capacitación Comunitaria –COSPACC- recordaron como se inició el acompañamiento a esta comunidad desde hace ya casi una década y la importancia que ha tenido las comunidades para reconstruir la memoria, “nosotros estaremos donde las comunidades nos necesiten y requieran nuestro apoyo y acompañamiento, pero son ustedes los verdaderos protagonistas de este trabajo”.

Las victimas como los protagonistas de esta recopilación, han indicado que a pesar de que en el pueblo se les tiene “recelo” a los ejecutores de los hechos violentos se continuara con la reconstrucción de la memoria y la búsqueda de los desaparecidos. Aunque en Lengupá la violencia se había interiorizado entre la población las víctimas la han cuestionado y son ellas las que han resistido lo cual ha permitido ir reconstruyendo el tejido social afianzar confianzas y estrechar lasos. Y una de las formas que han utilizado las víctimas es el teatro que ha sido parte importante para la recopilación de la memoria y sanar heridas y son los niños y jóvenes los que representan esta dura realidad que tuvieron que afrontar sus abuelos, padres, hermanos y amigos, como una forma de no olvidar y conocer la historia a partir de las personas que sobre vivieron al paramilitarismo y otras violencias de la región.

Espacios de socialización e investigación son los que han permitido ir visibilizando el fenómeno paramilitar en Boyacá, el cual ha estado oculto bajo el manto del miedo. “Es por esto que se ve necesario continuar analizando las dinámicas de las estructuras del paramilitarismos en Colombia para generar un entorno de confianza y respaldo entre los habitantes…” (Caso Tipo No 14). Las víctimas, la comunidad y las organizaciones sociales continuaran trabajando en Lengupá para la recuperación de la memoria, por justicia y verdad.  

Tomado de: Trochando Sin Fronteras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *