Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos

Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos

Esta Declaración propende por el respeto de los Derechos de los ciudadanos como parte de los pueblos que se enfrentan a situaciones de opresión económica, política, social y cultural y se basa en los Derechos Humanos.

Esta fue redactada por más de cien personalidades de diferentes países, entre los cuales se encontraban miembros del Tribunal Russel. Ese organismo se creó en 1966 a raíz de la propuesta del inglés Bertrand Russel para condenar los crímenes de los Estado Unidos en la guerra del Viet Nam; en 1973 el segundo Tribunal de Russel condenó las dictaduras militares de Brasil, Chile, Uruguay y Bolivia. El 17 de enero de 1976 funcionó el Tribunal Russel Tercero en la idea de sesionar en 1978 en Alemania (como lo hizo) para analizar los recortes al ejercicio de los profesionales en ese país. Luego para denunciar el crimen de etnocidio y otras violaciones a los Derechos de los indígenas en el continente americano.

El imperialismo, con procedimientos pérfidos y brutales, con la complicidad de gobiernos que a menudo se han autodesignado, siguen dominando una parte del mundo.  Interviniendo directamente e indirectamente, por intermedio de las empresas multinacionales, utilizando a políticos locales corruptos, y ayudando a regímenes militares que se basan en la represión policial, la tortura y la exterminación física de los opositores; por un conjunto de prácticas a las que se les llama neocolonialismo, el imperialismo extiende su dominación a numerosos pueblos.

Consientes de interpretar las aspiraciones de nuestra época, nos hemos reunido en Argel para proclamar que todos los pueblos del mundo tienen el mismo derecho a la libertad, el derecho de liberasen de toda traba extranjera, y d darse el gobierno que elijan; el derecho, si están sojuzgados, de luchar por su liberación, y el derecho de contar en su lucha con el apoyo de otros pueblos.

Persuadidos de que el respeto efectivo de los Derechos del Hombre implica el respeto de los Derechos de los Pueblos, hemos adoptado la Declaración universal de los Derechos de los Pueblos.

Que todos loss que, a través del mundo, libran la gran lucha, a menudo con las armas en la mano por la liberación de todos los pueblos, encuentren en la presente Declaración la seguridad de que su lucha es legítima. No sesionó el Cuarto Tribunal Russel, Organismo que despareció al constituirse la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos, con sede en Roma (Italia) aprobada el 4 de julio de 1976.

A continuación, transcribimos el preámbulo de esta Declaración para conocimiento de los lectores:

Preámbulo

Vivimos tiempos de grandes esperanzas, pero también de profundas inquietudes.

  • Tiempos llenos de conflictos y contradicciones
  • Tiempos en que las luchas de liberación han alcanzado a los pueblos del mundo contra las estructuras nacionales e internacionales del imperialismo, han conseguido derribar sistemas coloniales.
  • Tiempos de luchas y de victorias en que las naciones se dan, entre ellas o en su interior, nuevos ideales de justicia.
  • Tiempos en que las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde la Declaración Universal de los Derechos del hombre hasta la Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados, han expresado la Búsqueda de un nuevo orden político y económico internacional.

Pero son también, tiempos de frustraciones y derrotas, en que aparecen nuevas formas de imperialismo para oprimir y explotar a los pueblos.

Reflexiones

Es necesario elevar nuestra conciencia de clase para evitar más atropellos, asesinatos, masacres, desapariciones, detenciones y todo aquello que viene asediando a la clase popular impidiendo  un feliz desarrollo hacia una liberación, por lo tanto debemos integrarnos dentro de un nuevo contexto de lucha popular, es preciso crear un Movimiento de Lucha por la Defensa de la Vida y de los Derechos Humanos, no quedarnos en la denuncia la que es necesaria y forma parte de una Tribuna Concientizadora para la opinión pública internacional y nacional  es también necesario crear mecanismos con los cuales podamos aunar esfuerzos  y luchar por nuestros derechos, tales como; redes de información, de tal manera que en el momento que suceda el hecho atentatorio contra las comunidades se esté informando con lo cual podrán  tomar medidas pertinentes; contar con una red de abogados a nivel nacional que nos pueda prestar su colaboración en forma inmediata; tener contacto con los diferentes organismos de Derechos Humanos.

Desarrollar una campaña concientizadora a través de la educación de las bases, donde con análisis concretos de la realidad donde sea la Organización el mejor método para desarrollar la lucha. Así mismo es urgente que se creen las secretarías de Derechos Humanos veredales, corrigimentales, municipales, departamentales; las que se tendrán que coordinar entre sí, bajo las directrices de la política que se trace en la Junta Nacional.

Y sepan que sólo muero

Si ustedes van aflojando

Porque el que murió peleando

Vive en cada compañero……..

Tomado de: Asociación Nacional de Usuarios Campesinos ( 1967)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *